pesca de siluros

El siluro o siluro europeo, es un pez de agua dulce que puede alcanzar tamaños considerables, siendo excelentes sujetos para la pesca extrema. Pueden alcanzar más de 3 metros de longitud y pesar más de 250 kg.

Pescar por uno de estos monstruos evidentemente requiere un enfoque especializado, y un abordaje efectivo. Veamos cuáles son los mejores lugares para buscar a estos monstruos y cuáles son las técnicas de pesca más utilizadas.

¿Dónde pescar siluros?

En primer lugar, el siluro es característico de las aguas dulces de Europa central, oriental y meridional. Prefieren lagos profundos o ríos de flujo lento con aguas cálidas, con muchos lugares para esconderse, como agujeros profundos, troncos de árboles hundidos, arbustos, etc. En aguas tranquilas se alimentan cerca de la orilla, por lo que no hay necesidad de lanzar o colocar el cebo demasiado lejos de la orilla del estanque.

Algunos de los ríos europeos conocidos por su población de bagres de gran tamaño son el Ebro (especialmente en el embalse de Mequinenza), el Danubio (que pasa por varios países), el Ródano, el Saone (Francia) y el Volga (Rusia).

Técnicas de pesca de siluros

El “Still Fishing” o pesca quieta, es uno de los métodos más comunes en la pesca del siluro. La mayoría de los pescadores utilizan diferentes versiones de líneas (o aparejo) de paternóster, con uno o varios anzuelos, con cebos olorosos, cebo muerto o cebo vivo.

aparejo de paternoster

Aparejo de Paternoster

Debido al hecho de que el siluro es ligeramente diferente de otros bagres, siendo depredadores activos, la pesca con señuelos pesados puede traer grandes resultados y un rato bastante emocionante. Localizan a sus presas con sus bigotes, que son órganos táctiles muy sensibles. Un pez siluro puede detectar fácilmente un señuelo que se mueve o vibra. En agua clara, los señuelos amarillos pueden ser efectivos. Aunque los bagres tienen una vista deficiente, el amarillo es el color más fácil de detectar bajo el agua.

Los siluros prefieren aguas más cálidas, por lo que un clima frio no será un buen momento para capturar estos peces. Además, son bastante nocturnos, por lo que la pesca nocturna aumentará considerablemente los oportunidades de captura.

Cebo y señuelos para el siluro

Los siluros se alimentan de peces más pequeños, gasterópodos y gusanos, crustáceos, insectos, ranas, y a medida que crece en tamaño, ataca presas más grandes, como las aves acuáticas. Por lo tanto, para la pesca, se puede utilizar básicamente cualquier cosa como cebo para el bagre.

Algunos de los cebos más utilizados son:

Cebos vivos: anguilas, carpas pequeñas, cucarachas, ranas, ratones, gusanos, sanguijuelas o insectos como grillos.

Cebos muertos: También puede utilizar los mismos peces mencionados anteriormente para el cebo muerto, o trozos de ellos. Pero cuando se trata de cebo muerto, los trozos de caballa y arenque son los mejores, porque liberan un olor muy fuerte en el agua. También, las tripas de pollo, hígados o trozos de hígado de res son excelentes cebos para pescar siluros.

También se pueden utilizar Boilies o Pellets, especialmente los de base proteica.

Señuelos: Las cucharillas y los spinners son ideales para pescar siluros. Son señuelos que emiten vibraciones moderadas o fuertes en el agua, que pueden ser fácilmente recogidas por los sensibles bigotes de un bagre. El color no debería importar mucho ya que su vista es limitada. Sin embargo, se ha reportado que los señuelos amarillos tienen una mayor tasa de éxito en el bagre.

Dado que todos los bagres se alimentan en el fondo, es más probable que se capturen señuelos para profundidades, como crankbaits. El uso de señuelos funciona mejor si tienes una idea de la localización del bagre, y arrojas el señuelo lo más cerca posible de él.

Como el bagre de Wels tiene una boca bastante grande, no dudes en utilizar cebos, señuelos y anzuelos más grandes.

Equipo para pescar siluros

Cañas: Muchos pescadores usan las mismas cañas de 12′ que usan para la carpa, para el bagre. Sin embargo, una caña entre 8-11′ (8 pies si está pescando desde un barco, 11-12 pies si está pescando desde la orilla), con 9 a 11 anillos, es mucho mejor porque le dará un mejor control sobre un bagre grande. Las cañas de acción elástica también son mejores que las cañas rígidas. Una caña rígida puede no ser capaz de absorber una embestida rápida y pesada del pez, lo que resultaría en una sobrecarga en la línea o el anzuelo. Algunas recomendaciones serían la Daiwa Black Widow y la Catfish Pro Persuader.

Carrete para pescar siluro Daiwa

Daiwa Infinity X BR

Carretes: Evidentemente necesitará un carrete sólido para un bagre, con una capacidad de retención de al menos 100 m de línea. Daiwa Infinity X BR, Eurorunner Excel 500, PENN Slammer 760L Live Liner Spinning Reel, o Shimano B Baitrunners 4500 y 6500, son unos cuantos carretes de spinning que no fallaran en una pelea con estos monstruos.

Sedal: Sin importar la línea que elijas, es mejor llenar el carrete al máximo, para permitir un largo recorrido. Si vas con monofilamentos, un sedal de 20 a 40 libras, y de 40 a 60 libras para la línea trenzada. Trenzado te servirá mejor si hay muchos inconvenientes. Algunos modelos que te interesarían son la P-Line CX Premium, Krystonite, GLT Pro-Tough y Amnesia.

Bajos de línea o leads: Puesto que el bagre tiene dientes, que son muy abrasivos, seguramente necesitarás unos buenos leads que resistan. Kryston Quicksilver, Coramid Catfish o Dyneema son ideales. También se puede usar un bajo de línea de acero trenzado, especialmente si existe la posibilidad de que el cebo vivo sea mordido por un lucio, recuerda que la invisibilidad en la línea tampoco representaría un reto por la visión baja de los Siluros. En cualquier caso, asegúrate de usar buenos esmerillones.

Anzuelos: Los bagres tienen bocas grandes y aceptan cebos grandes, por lo que el uso de anzuelos grandes y fuertes es vital. 1/0 a 5/0, deberían ser suficiente.

 

Ahora que conoces más sobre la pesca del siluro, seguramente tus oportunidades de capturar uno se incrementaran. Sin embargo el siluro siempre será un gran contrincante y nos dará una buena batalla, pero de eso se trata todo esto, del reto que implica.