El pargo, es el equivalente de agua salada a la perca de agua dulce. Son relativamente pequeños, sabrosos y cuando encuentras uno, por lo general encontrarás más. No hay mejor manera de introducir a los no iniciados en el mundo de la pesca en agua salada que con la pesca del pargo. Son fáciles de encontrar y la acción puede ser rápida y furiosa.

Pescar pargo desde la orilla

El pargo se alimenta principalmente de pequeños crustáceos como percebes y mejillones. Puesto que su alimento principal se aloja alrededor de montones de rocas y arrecifes, también lo hace el pargo. Se mantendrán cerca de estas estructuras, utilizando el lado de las rocas hacia la marea baja donde la fuerza de la corriente es menor y así se alimentarán sin gastar tanta energía. Si logras localizar una estructura como esta en aguas de 15 a 60 pies de profundidad, de seguro atraparas un pargo.

El método más común para pescar pargos es anclar sobre la estructura donde se alojan estos peces y lanzar los anzuelos cebados directamente sobre el costado del barco. De 2 a 4 onzas de peso en plomada en conjunto con un aparejo de varios anzuelos cebados con gusanos o trozos de calamar bastaran.

Pescar pargo desde la orilla

Para el pescador que está en la orilla, también tendrá muchas oportunidades para capturar estos peces. Las playas con montones de rocas al alcance de la orilla probablemente aloje pargos, así como la mayoría de los embarcaderos y muelles. Las zonas de botadura en la costa suelen tener una estructura rocosa cercana a la que pueden acceder los pescadores de orilla.

Ya sea que estés pescando en aguas poco profundas o profundas, desde la orilla o desde una embarcación, un aparejo de dos anzuelos estándar funcionará bastante bien para los pargos. Coloca el anzuelo bajo de 2 a 4 pulgadas por encima del plomo y el anzuelo alto a no más de un pie por encima del anzuelo inferior. Por lo general necesitarás colocar plomadas de 2 a 3 onzas en aguas poco profundas y 4, 6 o incluso 8 onzas en corrientes fuertes o mareas fuertes.

La mejor carnada para pargos

Cuando se trata de carnadas, la almeja o el calamar funcionan muy bien en cualquier época del año. Sólo evita sobrecargar tus anzuelos. Un trozo muy grande de almeja le permitirá a estos peces tirar la carnada sin siquiera tocar el anzuelo, convirtiéndose en una comida gratis. Usa una sola rebanada de almeja o una tira corta de calamar. Mientras mas sencillo, mas picadas.

En este video podrás observar el resultado de distintas carnadas y señuelos al pescar pargos. Notarás que incluso los señuelos artificiales pueden dar resultado.

 

Atrapar todos esos grandes peces como el róbalo rayado y las anjovas puede ser un desafío bastante divertido, pero no te olvides de la textura y el sabor de los filetes que ofrece el pargo. Cuando las condiciones son adecuadas, desde una embarcación podrías capturar fácilmente entre 50 y 100 peces en un día, desde la orilla serán un poco menos. Y, si estas buscando traer algunos principiantes o niños en tu viaje, ¿Qué mejor manera de iniciarlos en la pesca, que manteniéndolos ocupados sacando un pez tras otro?