Hay una razón por la que la mayoría de la gente pesca con anzuelos, y es porque hacen la pesca más sencilla.

Si estás atrapado sin un anzuelo, todavía hay una gran cantidad técnicas de pesca primitivas que podrías utilizar. Sólo porque no puedas apuñalar a un pez en la cara con un gancho pequeño no significa que no puedas hacerlo con una lanza. O atraparlo en una red, o sacarlo del agua, o… bueno, ya verás.

Técnicas de captura

Trampa con cubeta o balde

La trampa de cubeta es lo más sencillo que puede hacer. Lo haces poniendo un cubo en el agua. Coloca un cebo en el fondo de un cubo y sostenlo de lado, sumergido, pero cerca de la superficie del agua. Quédate muy quieto hasta que los peces se acostumbren a tu presencia.

Cuando un pez nade adentro en busca del cebo, voltea el cubo fuera del agua. Sí, así de fácil.

Como probablemente habrás notado, el inconveniente de esta técnica es que tienes que permanecer allí durante mucho tiempo, mucho más tiempo del que te llevará reconsiderar si usar esta técnica o no.

Trampa con cesta

Si tienes habilidades como para armar una, una trampa con cesta o canasta será más efectiva. El trabajo de atrapar es pasivo. Esto significa que tendrá más tiempo para construir refugios, recolectar plantas, o para atender la herida que te hiciste cuando experimentaste con la caza.

Trampa de pesca

Para hacer una trampa de cesta, se tejerán cañas o enredaderas alrededor de un marco formando un cono ancho. Para capturar algo significativo, el cono debe medir por lo menos cuatro pies de largo y un par de pies de ancho en su abertura.

Para cerrar el cono, debes tejer un embudo con una abertura estrecha que encaja en tu cesta principal. Ponga el cebo en el interior, átelo y sumérjalo en el agua.

Solo quedará esperar que algunos peces entren. La ventaja es que esta trampa puede estar sumergida un buen rato y con suerte capturar varios peces a la vez.

Presas de pesca

Una presa de pesca canaliza a los peces a lugares donde pueden ser capturados fácilmente.

Presa de pescaPara hacer una presa de pesca, busca un área con una alta población de peces, en especial esas áreas que quedan expuestas con el movimiento de la marea. Usa palos o piedras para construir una estructura grande de modo que un grupo grande de peces pueda ser guiado a un área más pequeña.

Las estrategias aquí pueden ser variadas. Algunas personas construyen presas que encallan a los peces en una pequeña piscina con la marea. Otros utilizan las presas para canalizar los peces directamente a las trampas o redes.

La construcción de una presa requerirá mucho trabajo. A menos que planees quedarte un tiempo, te sugerimos una técnica más rápida. Una presa, sin embargo, es la única técnica en esta lista con la que es posible capturar docenas de peces a la vez.

Pesca con red

Si desea utilizar redes para pescar, es mejor traer una red sintética. Aparte de esta opción, se puede tejer una de fibras naturales o cordeles.

Red de lance

Para hacer una red de lance, tiro o lanzada, adhiera rocas al borde de tu red que sean lo suficientemente grandes como para sumergirla y ata una cuerda con la que puedas recuperarla. Métete hasta la cintura en el agua, luego tira la red en un área con muchos peces y arrástrala de vuelta.

Este método requiere de técnica. Lo que significa que al principio, pasarás un rato soltando una y otra vez la red hasta que domines el lance.

Acorralando peces

La acorralada es una técnica de red que funciona mejor con dos personas. Para aplicarla, busca un lugar donde el río o estanque se ramifique hacia un callejón sin salida.

Guía a los peces hacia el callejón sin salida estirando la red por todo el ancho del río. Muévete lentamente, colocando los peces en un área donde puedan ser atrapados fácilmente. Entonces cierra la red sobre ellos o arrástrala hasta el final del callejón de agua.

Otras técnicas

Vaciar la piscina

Si al bajar la marea te encuentra con una piscina llena de peces y no tienes equipo, simplemente saca el agua de la piscina hasta que los peces sean fáciles de agarrar.

Obviamente, esto requiere mucho trabajo, no intentes vaciar una piscina muy grande.

Pesca con lanza

De todas las técnicas raras, ésta es probablemente la menos rara, porque la pesca con lanza es una técnica seria de supervivencia en la que algunas personas son realmente excelentes.

Si no tienes conocimientos previos, necesitarás mucho tiempo y energía para aprender a hacer una lanza de pesca y utilizarla con propiedad, tiempo durante el cual no comerás. Así que, deberás tener esto en cuenta antes de comenzar a aplicar esta técnica.

Practica tu puntería antes de disparar a un pez, la refracción de la luz hace que las cosas que están bajo el agua parezcan más cercanas.

Con las manos

Con la habilidad de supervivencia adecuada, podrás pescar con tus propias manos. Esta técnica funciona mejor con el bagre y otros peces que descansan en el fondo de arroyos y piscinas.

La clave aquí es moverse lentamente. Probablemente más despacio de lo que creías que era posible moverse. Desliza tu mano bajo el pez si es posible, y cuando lo tengas rodeado, agárralo lo más rápido que puedas. Estarás muy contento de saber que tienes la cena en tus mano.

Con algo de práctica y sentido común, alguna de estas técnicas te resultará a la hora de sacar un pez para la cena. Sin embargo, si estas planeando ir de campamento o excursión, intenta llevar contigo la mayor cantidad de herramientas (y comida) para estar cubierto frente a cualquier eventualidad.