La pesca de captura está extremadamente diversificada, abarcando un gran número de tipos de pesca que están categorizadas por diferentes niveles de clasificación. A un nivel más amplio, la pesca de captura puede clasificarse como pesca industrial, a pequeña escala o artesanal y recreativa.

Un nivel más específico incluye una referencia a la zona de pesca, los aparejos y las principales especies objetivo, como la pesca de cerco de arenque del Mar del Norte, la pesca de arrastre de camarón del Golfo de México y la pesca de palangre de merluza negra del océano austral.

Como puedes observar, hay muchas formas y niveles en los que se puede clasificar la pesca. Pero, vamos a nuestro caso, las diferencias de unas y otras, específicamente entre la pesca industrial y la pesca artesanal.

¿Cuáles son las diferencias?

La pesca industrial, comprende métodos intensivos en capital, que utilizan buques relativamente grandes con un alto grado de mecanización y que normalmente cuentan con equipos avanzados de pesca y navegación. Este tipo de pesca tiene una alta capacidad de producción y la captura por unidad de esfuerzo es relativamente alta. En algunas zonas del mundo, el término “pesca industrial” es sinónimo de pesca de especies que se utilizan para la reducción de harina de pescado y aceites, por ejemplo, la pesca de arrastre de lanzón en el Mar del Norte o la pesca de anchoveta con redes de cerco de jareta en Perú.

Por otra parte, la pesca artesanal involucra a los pescadores locales (a diferencia de las empresas comerciales), utilizando una cantidad bastante menor de capital, embarcaciones pesqueras relativamente pequeñas (si las hubiera) y con personal y equipo reducido. Estas embarcaciones, las cuales en la mayoría de los casos son de propiedad familiar, realizan viajes cortos de pesca cerca de la costa, principalmente para el consumo local y propio (Pesca para autoconsumo o de subsistencia). En general, la pesca a pequeña escala utiliza una tecnología de nivel relativamente bajo, aunque existen las excepciones.

En las distintas regiones

Como mencionamos anteriormente, la pesca artesanal puede ser de subsistencia o comercial, destinadas al consumo local, pero en ciertas regiones se considera pesca artesanal y no industrial, a la pesca de pequeña escala con fines de exportación.

En la práctica, la definición varía de un país a otro. A veces resulta un poco borrosa la línea que diferencia un término del otro, dado que hay muchos puntos intermedios, y las distintas modalidades de pesca (al igual que sus regulaciones) siempre van cambiando con el transcurrir de los tiempos y de una población a otra. Desde la recogida manual en la playa o una canoa de una sola persona en los países poco desarrollados, hasta los arrastreros, cerqueros o palangreros de más de 20 metros en los países desarrollados.

La pesca artesanal e industrial con frecuencia coinciden en algunas cosas, pero una de las más importantes es que a veces se dirige a los mismos recursos,  pudiendo dar lugar a conflictos.