pesca de cerco o pesca con red de cerco, es un método de captura de peces que utiliza una red que cuelga de una cuerda de manera vertical, con la que se arrastrar la captura desde el agua a la vez que se cierra. La parte superior se mantiene en la superficie mediante flotadores y el borde inferior es sumergido mediante pesas o lastres.

La pesca de cerco comprende varias modalidades más, como el cerco de playa, cerco danés, cerco escocés, pesca de cerco con jareta y pesca con red de anillas.

Cada uno de estos métodos son una variación del principio básico y se han desarrollado a lo largo del tiempo en diferentes regiones dependiendo de la especie objetivo, la tecnología y los factores ambientales de cada localidad.

El origen de la pesca con red de cerco se remonta a nuestros antepasados del paleolíticos y ha estado presente a lo largo de toda la historia de la pesca en todos los continentes. Desde los antiguos griegos hasta los indios nativos americanos, desde los egipcios hasta las variaciones maoríes de este método, todos han logrado ser documentados.

Pesca de cerco en playa

Esta modalidad quizás haya sido la primera forma de pesca con redes de cerco, este método consiste en lanzar la red desde la orilla utilizando un pequeño bote de pesca, o en aguas poco profundas a mano. Un extremo de la red es arrastrado hacia el mar en un semicírculo antes de regresar a la orilla. Una vez los dos extremos de la red se encuentran en tierra, la red es arrastrada de vuelta a la orilla y se retira la captura.

La pesca de cerco en playa es bastante común en algunas regiones para capturar pequeñas especies pelágicas que se mueven cerca de la costa.

esca de cerco desde playa

Pesca de cerco desde playa – FRDC

 Pesca de cerco danés

La red de cerco danesa (llamada así porque se cree que se originó en Dinamarca a principios del siglo XIX) es similar a una pequeña red de arrastre sin las puertas y con cabos de arrastre más largos. La red es de forma cónica como un embudo y tiene dos alas largas de las que se sujetan las líneas de arrastre que pueden recoger los peces mientras el buque rodea un área. El buque cerquero arrastra la red alrededor de la zona objetivo y las alas arrean los peces hacia el centro de la red, a la bolsa de captura.

Este método de pesca es utilizado para capturar especies demersales, situadas en zonas llanas pero accidentadas del fondo marino que no son aptas para la pesca de arrastre.

Pesca de cerco danés

Pesca de cerco danés – AFMA

Pesca de cerco de jareta

 Se utiliza una red de cerco con jareta para rodear un banco de peces formando una cortina de red que se suspende verticalmente en el agua, a manera de un gran cilindro. La red se lanza inicialmente con el fondo abierto; sin embargo, como su nombre indica, el borde inferior de la red está provisto de anillos a través de los cuales se enhebra un fuerte cable de acero o jareta. Cuando la red es recogida o arrastrada a la superficie, se tira de esta línea y cierra el cilindro en el fondo formando un bolso cóncavo en el que los peces están contenidos.

El reto principal de este método de pesca es la localización de un banco de peces adecuado para ser cercado con la red. Muchos pescadores utilizan una combinación de GPS, ecosondas y sonar para determinar la mejor ubicación para desplegar la red.

Pesca de cerco con jareta

Pesca de cerco con jareta – AFMA

Dado a que la pesca con red de cerco sólo se dirige a especies de peces que se congregan en la zona pelágica del mar, se considera un método de pesca de poco impacto ambiental, ya que no ocasiona daños en el fondo del océano, y dado que la red de pesca no se arrastra a través del agua, el consumo de combustible es bastante bajo en comparación con otros métodos.

Al igual que con la pesca de arrastre, hay capturas accidentales que pueden llegar a ser un problema, especialmente en el caso de especies depredadoras de mayor tamaño, como los tiburones, que se ven atraídos por los grandes bancos de peces, que a su vez son atraídos por los pescadores mediante cebos y otros dispositivos.

Problemas de la pesca de cerco

Dispositivo FAD - Greenpeace

Dispositivo FAD – Greenpeace

Dado que el método de captura de cerco no es muy selectivo (tanto en términos de especies como de tamaño de los peces), podría haber capturas accesorias importantes de especies no objetivo o de peces muy pequeños de especies objetivo. Esto es particularmente común cuando la pesca se hace con cebos o dispositivos de agrupación (FAD – Dispositivo de agregación de peces por sus siglas en inglés).

El impacto de estas capturas en las poblaciones debe evaluarse cuidadosamente. Por ejemplo, es posible que la captura incidental de la melva no tenga ningún impacto en esta especie, ya que el tamaño de la población es enorme y la especie no se comercializa a gran escala. El caso es muy diferente en algunas especies de atunes, donde la pesca continua de ejemplares pequeños puede afectar la capacidad de recuperación de su población.

Siempre se hacen esfuerzos para reducir o evitar la mortalidad incidental de delfines por buques atuneros que pescan en el Pacífico. Incluso, se han desarrollado técnicas especiales para reducir la captura incidental, y que también garantizan que los delfines cercados sean liberados vivos.

Las capturas accidentales de algunas especies de tiburones y tortugas son también importantes en algunas zonas. Sin embargo, se ha encontrado que la mayoría de las tortugas marinas en las redes están vivas y son liberadas al mar antes de que la red sea retirada. La mayoría de los tiburones son especies pelágicas y no están en peligro de extinción.

La práctica cada vez más común de rodear objetos flotantes, incluidos los cebos o dispositivos FAD, aumenta la captura de peces pequeños e inmaduros que se agrupan alrededor de estos dispositivos.